Leyendas cortas

Para todos los que navegamos en Internet, y que somos lectores asiduos a relatos sobrenaturales o que no tienen una explicación lógica, como lo pueden ser leyendas cortas de miedo o de terror, encontrar un relato que nos erice la piel, o que nos ponga el cabello de la nuca  de punta, es una de las experiencias más atemorizantes, pero a la vez más emocionantes, ya que la adrenalina que uno segrega, es lo que uno busca a final de cuentas.

Ver una película de terror, es una opción válida pero esta tiene que ser definitivamente buena, ya que un relato bien escrito, te lleva a imaginar toda la historia en tu mente, metiéndote más que en una película de miedo o de terror.

Por eso cuando conozco de una historia de terror, leo la novela antes de ver la película, ya que a veces, un film mal dirigido, puede echar a perder una buena historia, aunque a veces las películas nos den gratas sorpresas, como lo pueden ser, “El resplandor” o “Carrie”, películas que estuvieron muy bien elaboradas y que sobresalen entre muchas generando buenas expectativas.

Pero ahora en la era del Internet, cientos de escritores de todo tipo de temáticas, nos dan buenas leyendas cortas, en blogs o portales de terror, que son de excelente calidad y que comparten sin fines lucrativos y solo lo hacen para tener el reconocimiento de los lectores, sitios en los que las historias, no son especiales para llevarse a la pantalla grande, pero que tienen muy buena aceptación en los lectores de libros.

Una buena historia o leyenda corta, de miedo o de terror, nos puede transportar a la trama, haciéndonos parte de ella y logrando el principal punto para el que fue hecha, que es meterse en la mente de los lectores, con relatos bien estructurados, que nos meten en las historias y que nos hacen participe de ellas.

Por eso cuando veas un sitio en Internet que se dedique a compartir leyendas de terror, enfócate en las leyendas cortas, que estén bien relatadas, y que te hagan sentir que eres parte de ellas, si logra que te imagines dentro del trama y que te de miedo o pavor, esa historia logro su cometido, recuerda que no porque sea de un escritor desconocido, no es buena la historia, recuerda que todos los escritores consagrados empezaron con pequeños relatos y ensayos de lo que les apasiona, así que lo que lees de un escritor desconocido, puede que un día sea de sus mejores obras.

Cuentos cortos de hechizos

Los cuentos relatados por personas que escucharon de viva voz todos los relatos acontecidos, son lo que tienen mas validez, un cuento de terror, que habla de una maldición, en torno a una familia entera, que sufrió el hechizo de una bruja que brutalmente asesinada por una familia en especial, había sido objeto de un conjuro, que paso de generación en generación, hasta acabar con el ultimo descendiente.

cuentos cortos conjuros

Muchas son las historias como estas, que nos hacen recordar, que los relatos de terror, vienen desde tiempos ancestrales, y que con el tiempo se pasan por los patriarcas de las familias, dando fe a todos los acontecimientos, por ser recibidos de parte de sus padres.

Maldiciones como estas, se escucharon mucho en los cuentos cortos, que cuenta la gente, y son parte de la costumbre de algunas personas que les gustan relatar este tipo de leyendas de horror, dando su punto de vista, ante acontecimientos que en algunos casos, no tienen explicación.

Son estas personas, las que cuentan cuentos, que ahora, escriben en los portales de terror, que están en la red, y que comparten con todos los lectores, tan solo por el simple hecho de seguir con el legado de sus padres, pero ahora utilizando la tecnología a su favor, con lo que esparcir este tipo de cuentos de miedo, es mucho mas practico y viral.

Sin duda, este tipo de lectura, pudiera parecer un tabú, para algunas personas, pero es normal en los que gozamos tan solo de sentir lo que el autor principal de los cuentos de terror, pudiera sentir, creando una atmósfera a nuestra entera satisfacción, tan solo para recrear lo que otras personas cuentan, por medio de los blogs especialistas en el terror.